Tejidos

Nuestros tejidos son ideales para confección, manualidades y decoración.

Tejidos de origen natural. Obtenidos de fibras naturales,  que aparecen como tal  en la naturaleza. Estas fibras se torsionan y se hilan  para su utilización.

Aunque el mantenimiento es delicado, tienen muy buena transpiración.

Los colores no son muy sólidos, con bastante encogimiento  y arrugamiento.

Tejidos de origen  artificial o semi sintéticas,  procedentes de materiales de origen natural, pero que necesitan una transformación química para conseguir un filamento  para su hilado.

Son fibras que conservan su propiedades de absorción, pero a diferencia de las naturales, son fibras de  filamentos  largos. Cuando se utilizan para la fabricación de tejidos  en la industria,  se suelen  presentar  cortadas.

No tienen forma característica de fibra. Como grupo su mayor cualidad es que no tienen tanto encogimiento como las fibras naturales,  pero si tienen más solidez de color y mucha rapidez de estiramiento.

Y por último tejidos de  fibras sintéticas, que suponen el 67% del producto textil comercializado a nivel mundial.

Procedentes en su mayoría del petróleo, y sus derivados.

Estas materias  tenemos que transformarlas en polímeros para su utilización.  Los polímeros podremos  mezclarlos  o no con otros  para conseguir distintas bases.  Obtendremos así un tipo de hilos, que tras su corte y torsión nos ofrecerán un  tejido, muchas veces confundido con los tejidos artificiales e incluso con los de origen natural.

Son fibras no reconocibles en la naturaleza, de nula transpiración, pero que en los últimos años han conseguido,  con distintas formas de tejer, que al confeccionar se transformen en tejidos transpirables, para uso por ejemplo deportivo. Mantenimiento muy bueno y nulo arrugamiento, solo tendremos cuidado con las temperaturas y el calor químico.

Mostrando 1–9 de 90 resultados

Abrir chat
1
Hola, soy Llanos, ¿puedo ayudarte?